El domingo 28-03-12 una minivan nos llevó desde Teluk Nipah hasta el puerto de Pangkor Town (15MYR el viaje). Allí tomamos el ferry de las 8.30hs que estaba a punto de salir y que nos cruzaría nuevamente a Lumut. Una vez en la estación pasó algo inédito. Nuestra intención era tomar un bus hasta Kuala Selangor, sabíamos que había uno a las 9hs, pero debido a que nos quedamos dormidos, ya lo dábamos por perdido…

Entonces ocurrió lo inesperado. Preguntando, dimos con la compañía “Transnasional” que por 7,40MYR por persona, nos llevaba hacia un pueblo llamado Teluk Intan y una vez allí podíamos hacer conexión hasta Kuala Selangor. La sorpresa: el colectivo salía en 15 minutos!! Si Si, todo un logro, porque como ya se habrán dado cuenta, las conexiones de los transportes no es muy buena que digamos. Pero eso no es todo, para nuestra mayor admiración, no solo el transporte en el que hicimos el recorrido llegó a horario a Teluk Intan, sino que el bus hasta Kuala Selangor ya estaba en la plataforma correspondiente esperando partir.

Compramos el billete con la compañía “SPT ABE” (14,60MYR p/p), que en su trayecto hacia Kuala Lumpur, haría una parada para dejarnos en destino. Lo único fue que tuvimos que pagar todo el trayecto hasta la capital para poder bajarnos 75km antes!!

Viaje

A las 13.30hs el conductor nos dijo que habíamos llegado y nos hizo bajar en el medio de la carretera. Caminamos hacia el pueblo y, para nuestra sorpresa, todo estaba desolado! Eran cerca de las 14hs, asique comimos y decidimos acercarnos lo más posible al parque nacional “Taman Alam”: el motivo de nuestra parada allí.

Caminamos 1km y llegamos a una zona un poco más urbanizada. Allí sería más fácil conseguir hotel y, de no ser así, sabíamos que en el mismo parque alquilaban chalets o habitaciones compartidas. Las ofertas de alojamiento en Kuala Selangor no son muchas, hay 3 hoteles y los bungalows del parque, pero por suerte encontramos uno ideal para nosotros, el hotel “Malawati Ria”, donde un malayo con rasgos chinos, nos recibió con una gran sonrisa y muy buen sentido del humor! Pagamos 70MYR por una habitación familiar con aire acondicionado y baño dentro. El hotel está ubicado justo en frente de la calle que ingresa al parque y desde donde sale el tren hasta la torre/faro “Bukit Malawati”. Info de contacto: “Malawati Ria Hotel” No 15, Jalan Raja Jalil, 45000 Kuala Selangor. Tel 03-32891268.

Dejamos las cosas y nos fuimos a visitar a nuestros ancestros los monos! Nos tomamos el trencito que por 5MYR por persona, nos llevaba hasta la cima del monte para ver el faro/torre y la comunidad de monos, luego nos
dejaba en la entrada del parque par visitar el acuario (entrada incluída) y nos devolvía al punto de partida, justo frente al hotel.

Nos recibió en lo alto, una cantidad considerable de monos de la especie Macacos y un número mayor de monos de la especie “Silvered Leaf”. A los primeros ya los teníamos mas que vistos, pero estos últimos fueron una novedad para nosotros. Al nacer el color del pelo es naranja, pero con el tiempo cambia a gris oscuro aunque un poco más pálido en las puntas, lo que da la sensación de ese color plateado tan particular.

La cara es completamente negra y tienen un bigote muy graciosos y un jopo que los hace lucir muy coquetos. Son muy amigables (se nota que son Malayos!!), mucho mas que los macacos quienes se caracterizan por sus no tan buenos modales. Debido a la afluencia de gente, los monos están muy (mal) acostumbrados a las personas y a que éstas los alimenten (hábito no muy bien visto por los guardabosques del parque). Desconociendo esto, hicimos lo que no debíamos y compramos batata (su plato preferido) para darles de comer. Se nos fue allí poco más de una hora! La verdad que descubrimos que tenemos unos antecesores fascinantes!!

Nos subimos nuevamente al tren que nos llevó al acuario “Taman Ikan”, donde vimos unos cuantos peces que aún no divisamos en las profundidades marinas! Eso sí, fue inevitable sentir pena de ellos, y entristecernos de pensar que están condenados a vivir en una pecera… 

El lunes 29-03-12 teníamos todo el día para recorrer el Parque Nacional “Taman Alaman”. El área del parque abarca unas 800 hectáreas y funciona como refugio de una gran variedad de hábitats. A diferencia de selvas tropicales convencionales, fango y sal son un elemento frecuente del entorno atípicamente áspero y muy influyente en el ciclo ecológico de la flora local y la fauna, aún abajo a un nivel microscópico. Esta peculiaridad hace del parque un sitio maravilloso para diversos animales tales como: Macacos, leopardos, monos “Silvered leaf”, mariposas e insectos variados, reptiles, cangrejos, langostas de barro, serpientes, y mas de 98 especies de aves locales y 57 especies de aves migratorias, entre otros.

Como podrán notar, el parque juega un importante rol en la conservación ya que es santuario de muchos mamíferos y aves. Y la preservación de los manglares realza la industria pesquera local.

Luego de abonar la entrada de 4MYR por persona, nos dispusimos a hacer la caminata por el bosque. La primer parte fue la mas dura. Pero no por las condiciones del terreno, ni por la dificultad del camino, ni siquiera por el calor ahogante que nos acosaba, sino por el ataque despiadado de mosquitos que sufrimos, y eso que nos habíamos puesto repelente de pies a cabeza!!!

Una vez pasado el puente, los mosquitos se esfumaron. Habremos estado más de una hora y media caminando y no nos percatamos del tiempo que habíamos pasado intentando localizar los animales. Gracias a la tranquilidad del área, debemos aclarar que éramos casi los únicos en el parque, y a la cantidad de animalitos que vimos, podemos decir que la visita al parque fue todo un éxito.

Salimos de allí con las energías renovadas, las remeras (camisetas) empapadas de sudor y la memoria de la cámara llenas de foto que perpetuaban cada momento.

A las 20hs teníamos una cita con 2 chicas canadienses, 1 malayo y un montón de insectos! Un taxi (10MYR p/p) pasó a buscarnos por el hotel, para ir hasta “Kampung Kuantan”, justo al borde del río Kuala Selangor. Río que
sirve de casa a un insecto extraño que se parece a una pequeña avispa, pero sale sólo durante la noche.

En vez de una picadura dolorosa, este bicho emite una luz amarilla del abdomen utilizada para cortejar al sexo opuesto. El fenómeno creado por los millones de luciérnagas que se congregan junto al río cada noche destellando luz al azar, ha sido descrito como “la iluminación navideña de la misma naturaleza”. Científicamente, el tipo de luciérnaga encontrada en Kuala Selangor pertenece al Pteroptyx y es solo aquí donde pueden verse tanta cantidad junta, por lo general, en otras selvas tropicales o tierras altas sólo aparecen de a una o dos a la vez.

El precio de los botes que te pasean durante unos 15 minutos por el río es fijo, 40MYR y solo para un número limitado de 4 personas por bote, eso si el precio incluye 4 aguas!! Como eramos 6, nos dividimos 3 y 3. Nos pusimos los chalecos salvavidas y un buen señor nos recogió en el muelle con su bote a remo. 

La idea de que no sean a motor es para crear un ambiente mas acogedor. Un espectáculo de la naturaleza en toda regla. No es fácil describir con palabras el escenario, pero es similar al de cientos de arbolitos de navidad uno al lado de otro, iluminándose a destiempo!!

La ilusión de cuando fuimos chicos y nos encantaban las luces de Navidad, nos recorrió nuevamente el cuerpo. Fue simplemente increíble, fascinante y único. No hay fotos del momento ya que no era fácil, debido a la luz, captar con la cámara aquella imagen, pero en las retinas nos quedará impresa la escena misteriosamente mágica de la danza de luces de las luciérnagas junto al río, en Malasia!!

Visita la galería de fotos completa!

GALERIA KUALA SELANGOR