Fue llegar de Argentina, sentir el frío de Mallorca y una de las neuronas viajeras mas inquietas se despertó de repente!!!!! Ya habiamos dejado atrás el calorcito de Mar del Plata y el frío en el cuerpo nos pedía snowboard!!!

La idea de visitar una montaña y/o un país nuevo se terminó desvirtuando por los precios, por la demora en decidirnos, en conseguir los dias de vacaciones, en ver vuelos, alquiler de coches, etc, etc, etc… La busqueda paso por Austria, Francia, Suiza e Italia y en medio de toda la organización se sumó a la expedición un nuevo integrante: “Facu” compañero (Argentino) de trabajo de Javi que aunque también venía de disfrutar del sol de Indonesia, la necesidad de subirse a la tabla era más fuerte que él…

Finalmente Andorra fue, nuevamente, nuestro destino elegido aunque esta vez le sumariamos un par de días de snowboard en Les Angles, Francia.

El dia 11 de Marzo nos levantamos antes de que cante el gallo y nos encontramos con Facu en el aeropuerto. El vuelo de Air Europa con destino Barcelona (€75 c/u incluyendo la tabla de snow) partiría sobre las 7 AM dejándonos en la ciudad condal poco antes de las 8am.

Ahí recogimos el coche que teníamos reservado en Enterprise (donde trabajan los integrantes masculinos del equipo) y partimos con muuuuuuucha tranquilidad hacia Andorra. Ese mismo dia no teniamos previsto esquiar por lo que nos lo tomamos con calma…

Una necesaria parada en la ruta para desayunar, un breve paseo por Andorra con almuerzo incluido y llegamos finalmente al Canillo donde habiamos reservamos nuestro alojamiento para los siguientes 5 días.

Despues de buscar y buscar y teniendo en cuenta precios, disponibilidad y cercanía de los remontes nos decidimos por un apartamento de la empresa Apartamentos3000. Pagamos por el “combo” de 5 noches de apartamento + 4 dias de forfait 719€, es decir €240 por persona.

El apartamento cuenta con una habitacion doble, un salon comedor con sofá cama, cocina, lavadora y tv. La verdad que por lo que pagamos y la ubicacion el apartamento estaba bastante bien y bastante limpio.

En cuanto al aparcamiento, tanto en la puerta como en las calles cercanas se puede aparcar en “zona azul” pagando apenas €3 por dia.

Ya hablamos en otras ocasiones de Grandvalira por lo que no nos vamos a extender…

Por suerte nos tocaron los dias, en su mayoría, bien soleados. Solo el segundo día sufrimos de una intensísima neblina que hacía imposible ver a más de 5 metros. En una de las bajadas, a velocidad tortuga y sin saber bien hacia donde íbamos Javi se cayó casi en el lugar con tanta mala suerte que se clavó la GoPro, que llevaba en el bolsillo, en las costillas.

Una de las noches y a modo capricho vacacional, decidimos cenar fuera. Como la última vez que vinimos nos habiamos quedado con las ganas de cenar en el Restaurante La Cirera, ubicado en Encamp, decidimos conducir los pocos km que nos separaban del Canillo para disfrutar de una buena cena.

Ya saben que no somos de recomendar restaurantes pero este merece una mención especial!!!! Comimos impresionantemente bien con el lujo de pedirnos un inmenso chuletón de mas de 1kg!!!! Bebidas, entrada y un postre por menos de 20€ por persona!! Altamente recomendable!!!!!!!

Aca el resto de las fotos!

FOTOS ANDORRA

El Jueves 16 de Marzo dejábamos atrás El Canillo para dirigirnos a “Les Angles”, una pequeña localidad y comuna francesa que descansa a pie de pistas y que se encuentra ubicada en los Pirineos Orientales de la región de Languedoc-Rosellón.

Desde El Canillo nos separaban unos 80 km hasta el destino. Recorrido que demoramos mas de 1:30hr en completarlo ya que el camino fue todo por montaña y cruzando pequeños pueblos.

En cuanto a la estación de esquí, Les Angles cuenta con un dominio esquiable de 55km distribuidos en 45 pistas siendo 2400 metros el punto mas alto de la montaña. Además de las hermosas vistas del valle que regala a los visitantes, en Les Angles destacan los bosques de pino negro que decoran y delimitan las pistas.

Llegamos a Les Angles y nos recibió, no solo un hermoso dia de sol, sino que una mas que agradable temperatura. Dejamos el coche en el parking gratuito de la estación, compramos los pases (€81/pers x 2 dias), nos calzamos las botas, los guantes, las googles, etc y a surfear se ha dicho!!!!Así como en Andorra, aca tambien nos encontramos con nieve primaveral. De mitad de la montaña para arriba se encontraba bastante bien pero de mitad para abajo en regulares condiciones.En una de las bajadas un olor se apoderó de toda nuestra atención. Era un olor inconfundible, un olor de esos que como buenos argentinos podemos distinguir a la distancia cual depredador en busca de su presa…Si, efectivamente! Olor a parrilla, a barbacoa… a LEÑA!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ese aroma que nos abrió instantáneamente el apetito venía de unos de los restaurantes de la montaña. Resturante que decidimos, sin dudar ni un segundo, que seria nuestro destino a la hora de comer.Despues de disfrutar de unas horas de snowboard y satisfechos dimos por finalizada la jornada. Una vez de regreso al coche nos acercamos al alojamiento reservado para la ocasión. Esta vez nos decidimos por “Résidence Les Chalets de l’Isard“, un complejo de mini apartamentos ubicado muy cerca de la montaña por el cual pagamos €79 la noche.

Nuestro apartamento contaba con una habitacion doble, sofá cama, cocina, baño (más grande que el salón casi!! Jajaj) y un balcón con unas vistas increíbles! Además el complejo ofrece parking gratuito, piscina climatizada y guarda esquís. Aunque también hay que decir que todo estaba un poco descuidado, sucio y desorganizado…El Viernes 17 fue nuestro ultimo dia de snowboard. Otra vez un sol radiante y una temperatura primaveral fueron los abanderados de una nueva jornada en la nieve.


El Sábado hicimos check out sobre las 10am, cargamos todo en el coche y partimos muy tranquilamente rumbo al aeropuerto de Barcelona.

Aca van todas las fotos!!!

GALERIA LES ANGLES

A pesar de haber sufrido algún incómodo golpe, el balance de esta semana en la nieve fue más que positivo! Snowboard, sol, música, risas (muchas), terrazas, la satisfacción de practicar este deporte que tanto nos gusta, compartir viaje con un amigo y la siempre bienvenida oportunidad de conocer nuevos sitios hacen que sumemos este viejo a la lista de buenos e imborrables recuerdos.