Con muy poco, por no decir casi nada, que hacer en Austria un Domingo, abandonamos dicho país mas temprano de los previsto. Por esto decidimos parar en algún rincón de Italia antes de volver a Torino donde estábamos parando en la casa de nuestros amigos Diego y Juli.

El elegido, atraídos un poco por las raíces de Diego, fue la ciudad de Trento. Esta ciudad esta situada en la región de Trentino-Alto Adigio en la frontera con Austria y Suiza y es la capital de la región y de la Provincia autónoma que lleva su mismo nombre. Un dato curioso de su historia es que fue territorio austríaco hasta la Primera Guerra Mundial.

trentino_map

Trento es un importante centro educativo, científico, económico y político de Italia. La Universidad de Trento ocupa un lugar destacado entre las treinta más importantes de Italia, clasificada como la número 1 para el Ministerio de Educación italiano  y entre las 500 mejores del mundo.

Luego de aparcar el coche cerca del centro y comenzar el paseo no encontramos con la “Chiesa di Santa Maria Maggiore” (Iglesia de Santa Maria Mayor). Esta Iglesia se encuentra en la plaza homónima y fue construida en el siglo IV sobre los restos del “Tridentum” romano. El dato histórico y religioso más importante se remonta entre los años 1545 y 1563, ya que aquí se celebro la famosa tercera sesión del Concilio de Trento.

Muy cerquita de esta Iglesia se encuentra la Plaza Duomo. La plaza principal situada en el centro de la ciudad. Su nombre se debe a que en ella se alza la Catedral de San Vigilio, patrón de la ciudad, aunque la iglesia es más conocida como “Duomo” o “Cattedrale di Trento”. Es un imponente edificio románico-gótico construido entre los siglos XII-XIII y el campanario que le acompaña se construyo en el siglo XVI. 
Volviendo al tema de la plaza, en el centro de esta se encuentra la fuente de Neptuno, construida en el siglo XVII, decorando aun mas la plaza. 

 

Continuamos el paseo por sus callejones y peatonales en los cuales destaca su arquitectura con influencias del Renacimiento italiano y el germánico. Destacan edificios de la Edad Media del Renacimiento que han sido restaurados a sus colores pastel original y con sus balcones de madera.

En uno de los extremos de estos callejones, mas precisamente en la Via Bernardo Clesio nº 5, llegamos al Castillo del Buonconsiglio (“Castello del Buonconsiglio”) también conocido como el “Castillo de Trento”. Es, seguramente, el emblema de la ciudad por su importancia en la historia de la Región de Trentino Alto Adige .

El Castillo fue la residencia de los príncipes-obispos. Hablando de su construccion, la parte originaria conocida como “Castelvecchio” data del siglo XIII y unida a él se encuentra la Torre Grande. Finalmente, en el año 1475, fue reacondicionado con formas góticas venecianas. Actualmente está reconvertido como museo histórico que cuenta con material arqueológico, artístico y etnológicos. La entrada al museo cuesta €8 por adulto.

Un último paseo por sus peatonales de camino de regreso al coche y nos dirigimos al “Mausoleo de Cesare Battisti”. Este mausoleo está situado en la colina de Doss Trento , fue construido en 1935 e inaugurado ese mismo año en presencia del rey Vittorio Emanuele III de Saboya.
El monumento, erigido en la época fascista , se apoya en una base circular sobre la que hay un pórtico, que consta de dieciséis columnas de piedra clara, que contiene un simbólico altar en el centro.

Una vez arriba del monte, a parte de ver el dicho mausoleo, se obtienen unas hermosas vistas de la ciudad con las montañas nevadas de fondo que vale la pena parar a observar!

Esta fue nuestra última visita del día y del viaje de 3 días (que incluyo Innsburk y Salzburgo) que tuvimos la suerte de compartir con dos grandes amigos. Aun nos quedaban por recorrer los 360km de autopistas italianas antes de volver finalmente a Torino.

Si bien Trento no es un lugar super turístico a nosotros nos gusto, tiene su encanto. Como casi todas las ciudades de Europa tiene edificios históricos que guardan un sin fin de leyendas. Por eso creemos que valió la pena haber pasado por aquí…

Visita la galería de fotos completa…

GALERIA TRENTO