Solo de pasada para descansar…

El vuelo TR2274 de Tigerairways procedente de Singapur, aterrizó el jueves 29-03-12 a la hora prevista 9am, en la ciudad de Yakarta, Java, Indonesia (57USD por persona con un bulto facturado). Salimos del aeropuerto y nos tomamos un transporte público de la empresa “Perum Damri” que por 20.000Rp (2,20USD) nos llevó hasta la estación de tren de Yakarta. Es bueno saber que existen varias líneas con salidas regulares que conectan el aeropuerto con todas las estaciones de bus y con la de tren de la ciudad. Son mucho mas baratos que los taxis y muy cómodos. En Java se recomienda viajar en tren de una ciudad a otra, ya que son mucho mas fiables y seguros que los ómnibus, sobre todo si se viaja de noche, un gran porcentaje de turistas sufren robos totales o parciales del equipaje. Como nos quedaba poco de viaje y no queríamos opacar la experiencia optamos por el tren ya que es sólo un poquito mas caro que el bus. A nuestro criterio no merece la pena correr el riesgo!!

Llegamos a la estación de tren “Gambir” luego de mas de 2hs de viaje en colectivo. Lo que pudimos ver desde el transporte fue una ciudad muy grande, muy gris y muy venida a menos. La pobreza y la indigencia son figuritas repetidas a lo largo de la extensión del territorio. Una pena, tratándose de la ciudad mas importante y capital de Indonesia.

Compramos un billete de tren hacia Bandung, una pequeña ciudad al este de la isla. La isla de Java cuenta con una larga linea de trenes que conectan la mayor cantidad de ciudades de norte a sur y de este a oeste. Cada servicio, a cargo de la empresa “Pt Kereta Api”, tiene tres tipos de clases. Turista (la más económica, sin a/c ni ventilador y con asientos de madera en algunos casos). Bussines (de precio medio, con butacas similares a los autos antiguos, no muy cómodas para trayectos largos y con ventilador) y Executive (la más cara de todas, con asientos semi-reclinables, enchufes, aire acondicionado, almohada, televisión y, en algunos casos, mesitas individuales) Pero ojo porque no todos los trenes cuentan con el mismo confort en cada una de las tres opciones, eso depende del horario y del nombre de tren que toque! Es una lotería!! Se puede corroborar en www.kereta-api.co.id
Eran las 11.30am cuando llegamos a la estación y nos dimos cuenta que habíamos perdido el tren, asique nos tocaba armarnos de santa paciencia y esperar hasta las 15.50hs por el próximo servicio. Nos bastaron solamente esos primeros momentos para darnos cuenta que el trato de parte de los locales hacia los turistas es totalmente distinto al de Malasia, enseguida tuvimos que cambiar el chip y retomar la estrategia utilizada en Tailandia. Nada de simpatía o de detenernos a conversar. Quien se te acerca busca algo. Lamentable, pero necesario.
Encontramos un cafe-restaurante donde comimos y nos quedamos hasta la hora indicada. El precio del billete por persona en clase executive (no había otra disponible) fue de 60.000Rp (19USD). 

Al cabo de cuatro horas de viaje, estábamos en destino. Llovía y la ciudad se veía terrorífica, sucia, descuidada y repleta de javaneses dispuestos a “ayudarte” en busca de su comisión.

Teníamos reservada una guesthouse, asique nos ubicamos lo mejor posible con el mapa de la guía y adivinamos por donde podía llegar a estar ubicado. El elegido esta vez fue “Unique Guesthouse”. Pagamos 7USD por una habitación individual con baño compartido y 14USD por una doble con baño afuera. Info de contacto: Jl.Ence Azis 53 Tel: 0224201980. E-mail: uniquesalon53bdg@yahoo.com nosotros hicimos la reserva a través de www.booking.com. El alojamiento es muy básico, el baño un desastre, no tiene pileta y la ducha estaba rota. Así y todo nos quedamos allí dos noches. Lo mejor: el dueño y el desayuno servido en la habitación.

La idea principal de ir a Badung era hacer una parada en el camino para dormir! Veníamos muy cansados de la noche en el aeropuerto, la espera en la estación y el tren de mas de 4hs. Necesitábamos descansar, nos parecía una locura viajar esa misma noche hacia Yogyakarta, el próximo destino.

Java Map

 

 

En Bandung no hay mucho para ver ni hacer, mas que escabullirse entre sus calles, perderse entre la gente, descubrir cómo se vive en una ciudad no muy turística y salir de compras. Eso sí, lo mejor de la ciudad son las compras!!! jaja

Bueno en verdad hay quienes llegan allí con motivo de visitar el cráter de un volcán que aún está activo. Pero nosotros no tenemos buenas experiencias con volcanes, así que nos dedicamos a caminar, comprar algunas cositas típicas de Java, comer bien y dormir!!