La primera vez en aguas caribeñas!

Y finalmente llegó el gran día, el 24 de Octubre de 2012 salimos de Palma de Mallorca con la incertidumbre y la adrenalina de no saber que nos esperaba en Cancún. No vamos solo de paseo, vamos con la intención de trabajar y conocer mas a fondo la cultura Mexicana.

La odisea comenzó muy temprano… para ahorrar un poco de dinero, como nos pasa muy seguido, hay que volar a esas horas impensables… eran las 5 de la mañana cuando salimos de casa de los papas de Javi rumbo al aeropuerto!!! A quien se le ocurre poner un vuelo a a las 6:30hs de la mañana??? Los gajes del mochilero…. 
 
Volamos por Ryanair (24€ por persona solo ida con descuento de residente Balear y un bulto de 20 kg cada uno) que en poco mas de una hora aterrizo en Barajas, Madrid haciendo sonar su conocida trompeta anunciando que una vez mas un vuelo de esta empresa llega a la hora estipulada y sin retrasos… Luego nos tocaba esperar las interminables 7 horas hasta la hora de salida de nuestro próximo vuelo con destino Cancun.
El tiempo paso en cámara lenta, las 7 horas parecieron 14!!! Por fin ya estábamos arriba del avión, esta vez la empresa fue Orbest con la que pagamos solo 307 Euros cada uno solo ida. La azafata anuncio que el vuelo seria de un poco mas de 10hs… tocaba ponerse cómodo y esperar que pasen las horas.
Un poco de información turística… Cancún se encuentra ubicada al noreste de la Península de Yucatán, en el estado de Quintana Roo y lo que era solamente una zona de pescadores es hoy en día uno de los lugares mas conocidos y turísticos de México. La moneda oficial es el Peso Mexicano y el cambio es 1 Euro = 16 MXP y 1 U$D = 12,40 MXP.
 Mapa Mexico
Cancún es la ciudad mas importante del estado y esta dividida a su vez en dos… Cancún Centro y la Zona Hotelera (Isla Cancún). En el centro la verdad que hay muy poco para ver y hacer, es mas si no fuese por su estación de autobuses y porque hay alojamientos bastante mas baratos que en la zona hotelera, apenas habría turistas. Muy diferente es en la Zona Hotelera ya que en esta lengua de 23km es donde se concentra la mayor parte de las hermosas playas, discotecas, centros comerciales y atracciones turísticas.
Mapa de Cancun
 
Llegamos al aeropuerto Internacional Cancún pasadas las 18:30hs, pero entre que esperamos que nos subieran al avión los papeles migratorios que se les habían acabado, esperamos las mochilas que  tardaron mas de 40 minutos en aparecer y pasamos por aduanas, se hicieron mas de las 19:30 hs. Una vez fuera del aeropuerto justo a la derecha se encuentran los andenes de los autobuses, nosotros nos dirigimos al anden 1 donde esta el stand de la empresa ADO (web oficial), compramos los tickets (48 MXP c/u) y toco volver a esperar porque el próximo recién salia a las 20:15hs.
En poco mas de 20 minutos, y ya de noche, bajamos en la estación central de Cancun y con mapa en mano salimos en dirección al hostel “Kankun” el cual habíamos reservado en la pagina www.hostales.com. A punto de abandonar la estación se nos acerca muy amablemente un chico para ofrecernos alojamiento.
Le comentamos que ya teníamos uno reservado, nos pregunto el nombre del hostel y al escuchar nuestra respuesta automáticamente se empezó a reír!! sus únicas palabras fueron “van a salir corriendo…aunque ya pagaron van a salir corriendo…!!!”
El hostel que él nos ofrecía estaba en el camino hacia el otro por lo que, y para no hacerle el feo, aceptamos ver cual era su oferta. Así fue, vimos las habitación y seguimos rumbo. Caminamos casi 10 minutos hasta que encontramos el tan esperado hostel. La calle donde estaba era oscura y la entrada del hostel mas aun. Pasamos una especie de puerta de rejas y tocamos timbre en lo que parecía a simple vista “la casa del terror”, no sería que estaba ambientada por ser vísperas a Halloween no? Mientras que esperábamos fuera que alguien se dignara a abrir la puerta observamos a través de las ventanas lo tétrico del paisaje dentro de la casa…la cocina parecía sacada de una película de terror, y no exageramos. En fin, fueron contados los segundos que tardamos en darnos cuenta que no teníamos intención de quedarnos y, como quien no quiere la cosa, salimos de allí, no “corriendo” pero sí a paso ligerito. Volvimos así a la oferta del muchacho con la idea de pasar allí la primera noche y buscar en la mañana siguiente, ya con la luz del día, algo mejorcito. Este alojamiento no tenía nombre, lo regentaba una mujer mexicana, era un poco viejo y parecía mas una casa que un alojamiento. Pagamos por una noche 100 pesos cada uno ( 6,25 euros), estaba aceptable para una noche, pero no daba para quedarse mas. Caímos rendidos después de una reconfortante ducha.
 
El 25 de Octubre, gracias al descontrol horario o “jet lag”, nos despertamos a las 7 de la mañana y a las 8 y media ya estábamos saliendo para buscar nuevo refugio. Recorrimos las calles principales del centro de Cancún. Todo estaba abierto a esta hora, se nota que acá la vida comienza tempranito. Preguntamos en varios hostels y hotelitos y no encontramos mejor oferta que 250 pesos por una habitación doble con baño incluido. Eso sí, el hotel elegido estaba a 10 metros del que habíamos dormido la noche anterior, pero lo vimos ya cuando volvíamos desanimados porque la búsqueda no había sido muy positiva. 
El requisito para conseguir este precio fue pagar una semana por adelantado y así lo hicimos. El lugar se llama “Mi Hotel”, ubicado en Sm 23 Mz 28 No. 59 Calle Palmeras (telefono 9988849015) y la chica de la recepción es muy amable y simpática. La habitación tiene dos camas dobles, baño, tv por cable, aire acondicionado y wifi. Creemos que fue la mejor elección en cuanto a precio-calidad que encontramos.
Una vez instalados decidimos salir a caminar un poco para hacer un primer reconocimiento del lugar. Caminamos por la Av. Yaxchilan, nos metimos en las pequeñas callecitas que te llevan al Parque Las Palapas, seguimos rumbo por la Av Coba y llegamos así al Wallmart (la excusa perfecta para refrescarnos en su aire acondicionado). Una vez fresquitos volvimos por Av. Xcaret y llegamos a la Avenida Tulum, donde se encuentra la mayor oferta turística de Cancún ciudad, locales de souvenirs, casas de cambio, hoteles, agencias y restaurantes invaden la avenida y sus callecitas. Después de una par de horitas caminando bajo el sol, que no dejaba de apretar, decidimos volver al hotel a descansar y organizar el siguiente día.
El día 26 tocó por fin conocer las famosas playas de arena blanca y aguas turquesas características del mediterráneo. Caminamos hasta la Av Tulum donde se toman los colectivos ( R1 y R2, 8,50 pesos boleto de ida) que te llevan a la “Zona Hotelera”. Elegimos bajarnos en «Playa las Gaviotas», ya que es uno de los puntos donde hay acceso público a la playa. Éste se encuentra al lado del centro comercial Fórum donde también esta el Hard Rock, al cual le hicimos una pequeña visita para comprar como siempre un pin. Al lado del acceso se encuentra también el Coco Bongo, la discoteca mas popular de la zona.
Caminamos los 30 metros que nos separaba de las turquesas aguas caribeñas y allí estábamos… arena blanca y fina y un mar increíblemente HERMOSO. Parece mentira, pero su color no lo habíamos visto nosotros en ningún otro lugar visitado. No es que sea trasparente, es TURQUESA, si si, ahí están las fotos para comprobar que no exageramos.
Esta mañana elegimos el extremo izquierdo de la playa, que en este punto es justamente la esquina que separa las playas que dan al norte y éstas que dan al este. Una escollera artificial hacía que el agua esté mas calma de lo que estaba si fuéramos para el lado opuesto donde se podía observar oleaje. Estábamos en el paraíso una vez mas… cuántos lugares así tiene nuestro planeta!
Lo único negativo de este lugar, a nuestro parecer, son los inmensos hoteles construidos a pie de playa que le quitan un poco el encanto!
Nos bañamos en el mar Caribe por primera vez y nos sentimos totalmente reconfortados por la posibilidad de estar aquí y poder ver con nuestros propios ojos la belleza natural de la que gozamos los seres humanos. Pareo en la arena y a “lagartear” como es debido, eso sí, hacía tanto calor que se hacía imposible no meterse al mar unas cuantas veces a lo largo del día. 
Pudimos relajarnos muchísimo en la playa ya que no había ni mucha gente ni mucho ruido como habíamos leído, seguramente porque estamos en temporada baja!! Gracias a dios que vinimos en esta fecha!!!!
Con un colorcito un poco mas caribeño tomamos el colectivo que nos devolvería al centro. Como nuestro propósito en esta ocasión es encontrar trabajo también, gracias a la información obtenida por gente local, compramos el periódico Novedades y la tarde la dedicamos a mandar emails y CV´s. 
 
El 27, se repetía la rutina…colectivo R1 y playa, aunque esta vez la elegida fue «Playa los Delfines» que se encuentra bastante mas al sur, en el KM 17 para ser mas precisos, y donde se encuentra el último acceso público de la zona.
Esto lo aclaramos porque si no se accede por aquí, la única opción es entrar por alguno de los hoteles que se encuentran frente a la playa y para ello habría que hacerse pasar por huésped. Cruzamos la ruta que nos separaba de la playa y ésta nos dejó, una vez mas, sin palabras. Otra vez ese color tan lindo en el mar, y la inmensidad de la playa con su arena casi blanca dejó nuestros ojos enamorados. Bajamos por una escalera a la playa y allí tiramos una vez mas el pareo. Acá el oleaje era mas fuerte que en la playa anterior, por lo que hay que tener un poquito de cuidado al ingresar al mar.
Después de tomar mucho sol y bañarnos unas cuantas veces decidimos caminar un poco y nos dirigimos hacia el sur. La playa en esta zona es una sola, inmensa y a medida que vas avanzando vas viendo los diferentes hoteles que utilizan la playa para colocar sus reposeras y sombrillas para los turistas que allí
descansan. 
Caminamos como 25 minutos por la orilla y decidimos regresar al punto de partida ya que la única salida a la ruta estaba por donde entramos. En el camino de vuelta pudimos ver (casi como colados) que al lado de un hotel había un corral donde guardan los huevos de Tortuga Blanca que todos los años llegan a las costas. La gente a cargo de esto se preocupa por armar esta especie de corrales para evitar que los huevos sean comidos por las aves. Pudimos ver las tortuguitas recién nacidas y vimos como una salía del huevo en directo. Que linda experiencia! Y que maravilla que estos animales que en cualquier otro lado parecieran exóticos o extraños de ver acá estén en la misma playa que miles de turistas.
Regresamos a la ruta y caminamos unos 15 minutos para encontrar algo de comer, y como es costumbre en nuestros días acá comimos en el OXXO, una especie de minimercado, como los «7 eleven», donde se puede comprar comida hecha a muy buen precio. Tomamos el colectivo de vuelta al centro y a seguir buscando trabajo.
 
 
El domingo 28 salimos sobre las 8.15 hs rumbo a la playa, previo desayuno en el camino. Habíamos elegido una playa de las del Norte, las que están mas cerquita del centro porque a las 12.30 hs deberíamos volver al hotel para poder ver el clásico River-Boca.
Nos bajamos así en «Playa Tortugas», donde justamente se encuentra el embarcadero de los ferrys que, por 17 dólares, te llevan a Isla Mujeres. Nos encontramos con una playa muy chiquita, llena de reposeras, barcos y mucha suciedad propia del mar. Acá el agua no es de color turquesa y tampoco es clara.
Tal vez porque es temporada baja los locales y restaurantes estaban como en reparaciones, en fin, no íbamos a quedarnos, así que volvimos a la ruta, tomamos el colectivo otra vez y seguimos hasta llegar a la playa «Las Gaviotas» nuevamente. Allí pasamos la mañana. Ya al medio día regresamos al hotel a ver el partido y seguir con la búsqueda de trabajo.
 
 
El lunes 29, para cambiar un poco la rutina por la mañana buscamos trabajo, salimos de paseo por la ciudad hasta llegar a la plaza de toros y recién después de almorzar nos fuimos a la playa. Queríamos ver el atardecer y la zona hotelera con un poco mas de vida.
Pero el plan no fue como esperábamos; llegamos a la playa, nos dispusimos casi de modo rutinario como cada día, pero esta vez algo no estaba bien… LAS NUBES!!!!!!! de repente gran parte del cielo se cubrió de nubes que no dejaban pasar ni un rayo de sol, que mala suerte!!! Después de un rato esperando, sin buen resultado, que las nubes sigan su viaje y ya con el vientito fresco haciéndose presente decidimos caminar un poco por la zona. Callejones con todo tipo de locales de comida, discotecas, negocios y un shopping es todo lo que nos cruzamos cuando empezó a «gotear»… BINGO!!!! no sabíamos si era 4 gotas locas o se venia la lluvia así que indignados y sin mucho mas para hacer nos tomamos el colectivo de vuelta al hotel… mañana sera un día mejor!!!

El día 30 nos fuimos hasta Playa del Carmen para una entrevista, pero como ya teníamos pagada la noche en el hotel regresamos a la que seria nuestra ultima noche en Cancun. Ya antes de saber de la entrevista habíamos decidido «mudarnos» a Playa del Carmen para buscar trabajo ahí también y estar cerca de otros puntos turísticos por si se presentaba una entrevista.

El día 1, después de hacer el check out, salimos a la mañana rumbo a Puerto Morelos… nos despedíamos así de Cancún, de su «Zona Hotelera», de la arena blanca, pero sobretodo de ese mar turquesa único que tuvimos la suerte de ver y disfrutar!! 
 
Aun quedan muchas mas cosas por visitar, parques temáticos, islas y mas playas por disfrutar, pero nuestra condición de «demandante de empleo» hace que encontrar trabajo este primero en la lista de prioridades.
Visita la galería completa de fotos!!
GALERIA CANCUN