Con la excusa perfecta de ir a visitar a Gretel y Erik, dos amigos que por cuestiones laborales se mudaron a Ibiza, organizamos una escapada express de fin de semana. La idea era la de visitarlos, desconectar de la rutina, conocer algo mas de Ibiza y de paso cruzar a Formentera, isla balear que aun nos quedaba pendiente de conocer.

El Viernes 1 de Junio nos encontró como en muchas otras ocasiones, en el aeropuerto con ganas de desconectar.  El vuelo operado por Air Nostrum partió a horario y después de un abrir y cerrar de ojos ya estábamos en destino!!!Enseguida nos encontramos con Gretel que nos paso a buscar y con la idea de aprovechar los últimos rayos de sol nos acercamos a la “Playa de las Salinas” a tomar unos mates.

Esta extensa playa de arena fina y aguas mediterráneas es una de las mas conocidas de Ibiza gracias a su hermoso entorno natural y a que es visitada por muchos famosos. Con varios chiringuitos a lo largo de la playa que sirven comidas en las tumbonas y con la música a todo volumen, esta playa nos regala la típica postal del “postureo”!!! Dejamos el vehículo en el amplio parking (que suelen cobrar pero se ve que por la hora en la que llegamos no había nadie en la caseta) y nos buscamos un sitio en la arena al resguardo del vientito. Nos tomamos unos ricos mates mientras nos poníamos al día con nuestras vida. Poco a poco el sol comenzó a despedirse y el fresquito se sentía un poco mas. Satisfechos decidimos pegar la vuelta a la casa de los chicos previa parada en el super.

El Sábado 2 de Junio era el día que teníamos planeado ir a Formentera. Habíamos reservado los tickets de ferry de la empresa Transmapi a través de la web de Direct Ferries. Desesperados por llegar temprano a destino reservamos tickets para el de las 9:30 am, aunque también hay que decir que son ampliamente flexibles en cuanto a los cambios.

Estaba todo organizado… Gretel hiper madrugo para ir un rato al trabajo antes de encontrarse con nosotros sobre las 9 am en el puerto. Nosotros debíamos levantarnos para preparar las cosas, desayunar y dirigirnos al punto de encuentro. Peeeeeeeeeeeeeeeeeeero el equipo visitante se despertó sobre las 7am  y la perfecta combinación de pereza+ día nublado hicieron que retrasaran la partida.

Finalmente, y previa complicación resuelta con el tema del certificado de residentes baleares, tomamos el ferry de las 11hs. Los chicos muy amablemente nos prestaron una de sus motos para poder recorrer Formentera y no tener que alquilar una. Cabe destacar que no todos los ferries tienen bodega para alojar vehículos pero, según orden de llegada, dejan subir 3 o 4 ciclomotores, que por cierto hasta 125cc son gratis!!

Había alguna que otra nube pero hacía calorcito. El Ferry estaba casi vació por lo que nos sentamos al aire libre para poder disfrutar de las vistas. Abandonando Ibiza, y una vez a mar abierto, “disfrutamos” de un fresquito y “mojado” viaje de una media hora hasta llegar a Formentera.La isla mediterránea de Formentera es la menos poblada y mas pequeña de las que forman la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares (Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera). Su núcleo urbano mas importante es San Francisco Javier y junto a su vecina Isla de Ibiza y varios islotes forman lo que se conoce como las Islas Pitiusas.

Es un destino muy popular en verano debido a los increíbles playas y zonas vírgenes que ofrece a los visitantes en sus 69 km de costa. A la isla se accede solamente por mar desde Ibiza donde el Puerto de La Savina es su puerta de entrada.

Pisamos tierra, estamos en Formentera!!! Sueño cumplido!!!!! Sin perder mas tiempo nos fuimos directamente a “LA” (negrita, mayúscula, cursiva y todos los extras! jajaja) playa de Formentera. Con mayúsculas, como toca, hablamos de la PLAYA DE SES ILLETES… Elegida mas de una vez como la mejor playa del país y una de las mas lindas del mundo.

La Playa de Ses Illetes esta ubicada en el punto mas al norte de la isla dentro Parque Natural de las Salinas y es, sin dudas, la más famosa de Formentera. Aunque todos los que la visitaron te hablan del entorno virgen, del paisaje único, del color de la arena y del agua cristalina nada puede igualarse a cuando llegas y las ves por primera vez!!! Es IM PRE SIO NAN TE!!!! Poco o nada tiene que envidiarle a las playas de Asia o del Caribe!

Para moverse dentro de la isla se suele utilizar la bicicleta o, el medio mas común, una moto. La puedes cruzar desde Ibiza como hicimos nosotros o una vez ahí alquilarla. En Formentera existen una gran cantidad de empresas que alquilan pequeños ciclomotores y el precio ronda los 20 euros al día.

Una vez bajamos del ferry y subidos a las motos recorrimos los pocos kms que nos separamos del comienzo de la carretera que te lleva a la playa. Repentinamente el asfalto dijo adiós y nos encontramos con un buen tramo de ripio y arena. En la entrada toco pagar la tarifa correspondiente por el parking (2€ motos y 4€ coches)

A lo largo del camino existen varias entradas a la extensa playa. Nosotros, recomendados, nos fuimos hasta el mismísimo final del camino. Aparcamos la moto con las tropecientas que había junto al restaurante.

La postal de bienvenida es única, increíble!!! Te deja literalmente boquiabierto y sin palabras. Ahí, frente a vos tenes una hermosa playa de arena blanca y agua turquesa! Sinceramente parece de mentira… es un verdadero paraíso!!! El pronóstico nos venia asustando durante varios días con que iba a llover pero por suerte nos recibió un hermoso día soleado! Que privilegio!!!!

Nos acomodamos cerca de la orilla y dimos un breve paseo para seguir deleitándonos con el entorno y para dejarlo registrado en nuestra cámara… (La GoPro porque la otra se nos rompió en el viaje a Guadalupe… Un pena).Los bocadillos a orillas del mar supieron a gloria y valientes hicimos el intento de entrar al mar. El agua estaba literalmente helada pero no podíamos irnos de ahí sin al menos darnos un corto baño!!!

Un rato largo de relax disfrutando hasta del mas mínimo detalle y regresamos a la moto para conocer algún otro lugar de la isla antes de volver a Ibiza.  Para esta segunda parada elegimos “Playa de Es Caló de Sant Agusti”.

Conocida simplemente como “Es Caló”, esta playa forma parte del conjunto de pequeñas calitas resguardadas del viento conocidas como “Ses Platgetes”. Desde su blanca arena se puede disfrutar una impresionante vista panorámica de la zona de La Mola.

Hicimos un buen tramo en moto por la PM-820 hasta llegar al pueblo Es Calo de Sant Agusti donde dejamos la moto. Desde ahí una pasarela de madera nos llevo hasta una linda calita rocosa de aguas cristalinas decorada con un gran acantilado de fondo.El día se había nublado un poco mas y la temperatura había bajado un par de grados pero de todos modos estaba mas que agradable para estar en la playa. Fotos correspondientes, siestita y por ultimo unos buenos mates dieron por finalizada la jornada. Se agoto el tiempo… Sin mucho mas margen de tiempo regresamos al puerto para tomar el ferry de las 19 . Por suerte llegamos justito para tomar el ferry anterior, el de las 18:30 así que no tuvimos que esperar ni un minuto!

Dejamos Formentera con la sensación de que la visita supo realmente a poco. Lo que vimos nos encanto!!!! Autentica, virgen y unas playas paradisíacas describen perfectamente lo que esta isla regala a sus visitantes. Por eso nos prometimos volver para seguir recorriendo los diferentes rincones de esta maravillosa isla.

Media hora de un movidito trayecto en ferry y llegamos finalmente a Ibiza. En la casa de los chicos nos estaba esperando un rico asadito que Erik nos preparó a pesar de haberlo “abandonado” todo el día!! jajajajaja Thank you chef!!!

El Domingo 3, ultimo día de esta escapada, nos lo tomamos con calma. Habiendo caído un buen chaparrón por la noche y con un cielo mas que cubierto, decidimos desayunar muuuuuuy tranquilamente y luego salir en patota hasta Santa Eulalia, un punto de la isla que no habiamos visitado en nuestra primera visita.

Santa Eulalia del Rio (Santa Eulària d’es Riu) es una pequeña y tranquila localidad ubicada en la costa este de Ibiza. Ocupa la tercera posición según las poblaciones con mayor cantidad de habitantes y es un destino muy turístico gracias a sus playas, su puerto deportivo y el abanico de posibilidad gastronómicas que ofrece.Por suerte el día se despejo por completo y al llegar ahí había un bienvenido solo que contrarrestaba un poco el viento frió. Dejamos el coche en un parking gratuito frente al puerto deportivo y emprendimos paseo por el puerto y el paseo marítimo en dirección al centro y parte antigua del pueblo.Llegando al otro extremo del pueblo se encuentra el “Riu Santa Eulària”, el único rió en las Islas Baleares, y cuya desembocadura forma la “Playa de sa Boca des Riu”. Continuamos el paseo a lo largo del río hasta llegar al “Pont Vell”, un antiguo puente que guarda una histórica leyenda.

La leyenda cuenta que en noches de San Juan o Noche Vieja justo debajo de este puente aparecen pequeños duendes conocidos como “fameliars”. Se dice que estos duendes son feos, con la boca muy grande y que solo saben comer y trabajar.

Según pudimos leer, para conseguir un “fameliar” hay que acercarse a dicho puente en la noche de San Juan o la noche de Fin de Año. Justo ahí con los primeros rayos de sol nace y desaparece repentinamente una pequeña hierba. Si se logra encontrar la hierba hay que ponerla dentro de una botella y taparla… Así la hierba se convertirá en un duende al que se debe dar “trabajo” o “comida”, ya que como dijimos… es lo único que sabe hacer.Muy lindo el paseo, el entorno, la paz y la historia de este ser mitológico pero el hambre ya apretaba!!! Regresamos al centro del pueblo en busca de un sitio donde comer. Recomendados por los chicos terminamos en un Tailandes llamado “Padthai”. Excelente y abundante!!! Regresamos a Sant Jodri, donde viven los chicos, y como despedida nos “clavamos” un rico helado en una conocida heladería del barrio.

Lamentablemente el día no dio para mas. Preparamos las mochilas y nos dirigimos al aeropuerto. Había que llegar a Palma y prepararnos para el día siguiente… Teníamos que volver al trabajo y la rutina, no quedaba otra! Para nuestra “felicidad” el vuelo se retrasó mas de una hora y media!!!!!!!!!!!!!!!! Que mala suerte! Disfrutamos mucho de la escapada, de conocer Formentera y de disfrutar un buen rato con los chicos. Erik, Greti…. Mil gracias por la hospitalidad, por la predisposición, por el asado y por la buena onda!! Lo sentimos… pero nos volveremos a ver! jajajaja

Aca van el resto de las fotos!!

Galeria Ibiza – Formentera