Se venia Semana santa y la “neurona viajera” estaba un tanto inquieta… así que planeamos con nuestros amigos Yana y Luis un viaje relámpago a Ginebra y París. Sin dudarlo preparamos el 206 de Luisito, el TomTom, el mate, algunas provisiones para el camino, y salimos… 

Era el jueves 13 de Abril, nos esperaban por delante mas de 7 horas de viaje, así que decidimos hacerlas de noche para poder aprovechar todo el siguiente día en Ginebra. Finalmente el día 14/04 llegamos al hotel “Formula 1 Géneve St Julien en Genevois” que habíamos reservado. Altamente recomendado y barato (unos 32 euros por pareja la habitación doble), el baño y las duchas eran compartidas, pero super super super limpias!! El hotel estaba en Francia a unos poquitos kms de Ginebra (Suiza). Como era muy temprano y no podíamos hacer check in, cruzamos directamente la frontera para por fin pisar suelo Suizo.

Al pasar por la frontera tuvimos que pagar una impuesto, era de unos 30 euros y te pegan una etiqueta en el vidrio que te valen para entrar y salir al país durante todo un año…. luego de unos pocos kilómetros ya estábamos en Ginebra!! Eran las 8 de la mañana, estaba todo cerrado, no había un alma por la calle, pero igual lo aprovechamos para dar unas cuantas vueltas y para ubicarnos en la ciudad.

Un poquito de info que nunca viene mal… Ginebra (Genève) es unas de las ciudades con mejor calidad de vida del mundo, es la segunda ciudad mas importante de Suiza, después de Zurich. Está ubicada al suroeste del país y es también mundialmente conocida como la “ciudad internacional” debido a que muchas organizaciones mundiales tienen su sede aquí. Es una ciudad altamente cultural, realmente impactante, limpia, hermosa, con unos paisajes de montañas increíbles, un enorme lago y decorada, como no, con muchos relojes y miles de coloridas flores.

Mapa GinebraLa primera parada fue el antiguo pero conservado edificio donde se encuentran las oficinas del correo, que obviamente estaba cerrado pero que en la entrada pudimos agarrar un mapa. Con el bienvenido mapa en mano caminamos las desoladas calles y peatonales de la ciudad. Luego unos minutos de coche hasta el imponente Palacio de las Naciones, edificios sede de organismos de la ONU, que es la segunda sede principal luego de la de NY.
Lamentablemente estaba cerrado así que nos tuvimos que conformar con mirarlo desde las rejas! De ahí nos acercamos al Jardín Inglés, uno de los tantos parques que descansan junto al lago desde donde pudimos disfrutar de unas vistas increíbles de la ciudad con sus montañas de fondo.

También aquí encontramos el monumento nacional y el famoso reloj floral, seguramente otro de las atracciones mas fotografiadas de Ginebra. Instalado en el parque desde 1955 este inmenso reloj (para que se hagan una idea el segundero mide 2,5 metros!), decorado con un sin fin de flores es un fiel reflejo de la reconocida industria relojera de este país.

Luego de haber sacado unas cuantas fotos nos volvimos cansados al hotel… hicimos el Check-in, almorzamos, un rato de descanso y de vuelta a Ginebra a ver si veíamos un poco de vida, no había tiempo para perder!!! 

Nomas llegar ya pudimos divisar dos cosas, una que la ciudad había despertado totalmente y segundo que no recibía el famoso Jet d’eau (Chorro de agua) que emerge unos 140 metros del lago de la ciudad (Lac Léman), que por cierto es el mas grande de Europa. Sin lugar a dudas el chorro es el emblema de la ciudad, todo tipo de souvenirs van dedicados al “chorrito” jajaja. Dimos un gran paseo por toda la ciudad, todo nos llamaba la atención, la Catedral de San Pedro en pleno casco antiguo, un sin fin de museos, el orden, la limpieza y la vida alrededor del lago. 

Luego de unas horas de turisteo, pegamos la vuelta al hotel, estábamos fundidos la verdad, necesitamos descansar. El siguiente día nos esperaba el viaje hasta París. Eso si nos volvimos felices de haber conocido un nuevo lugar, de quitar un país mas de los que aun faltan visitar! y de haber alimentado nuestra aventurera neurona.

Pudimos comprobar la “gran” importancia que tiene este pequeño país y nos íbamos con sabor a poco… nos hubiese gustado estar mas tiempo, pero tranquilos que ya volveremos…

Aca algunas fotos mas…

GALERIA GINEBRA