Noviembre de 2009, después de hacer una temporada mas en Valencia, la “neurona viajera” andaba con ganas de cambiar un poco de aire, así que agarramos nuestro mapa del mundo y decidimos irnos con una valija y las tablas de Snowboard hacia Escocia. Antes de partir ya habíamos contactado con un pequeño centro de ski del norte del país y con la ilusión por delante partimos hacia la ciudad de Inverness.

Inverness es la capital de las Highlands y esta situada en la desembocadura del Río Ness. Es una pequeña, tranquila y hermosa ciudad que nos dio una “fría” bienvenida a Escocia.invernessEl día 26 de Noviembre de 2009 tomamos el vuelo con la desaparecida “flyglobespan” desde Mallorca a Glasgow, y de ahí un autobús (Megabus) hacia el destino final. Luego de unas horas llegamos finalmente al hostel Eastgate Backpacker (web oficial, 8 pounds por persona en habitación compartida) ubicado justo frente del shopping que lleva el mismo nombre. Pasamos allí unas 7 noches esperando noticias del centro de Ski ubicado en el “Cairngorms National Park”. 

Recorrimos todos los días las mismas calles (sólo por unas horas debido al frío), paseos bordeando el río, y aprovechando las “gangas” (chollos) del supermercado después de las 19 hs. La verdad que fue extraño estar acá, pero de a poco fuimos adaptándonos al nuevo país y al frío de morirse que hacía! Jajaja

Entre las cosas a destacar se encuentra el Ness Footbridge, el paseo a la vera del río, el Castillo y la St. Andrews Cathedral, el centro es apenas una mini peatonal y desde el río se aprecian unas muy lindas vistas a la montaña. Es un lugar muy limpio y ordenado y muy muy muy frío, mas aún si vas a finales de noviembre como nosotros.Por fin concretamos una visita a la montaña. Tomamos un bus que nos dejó en una hora y poco en el pueblo más cercano: Aviemore, y de aquí un bus que lleva a los empleados nos llevó hacia el destino.

Allí nos esperaba el Manager para conocernos y mostrarnos el lugar aún sin mucha nieve. Todo muy lindo y muuuuuy chico, creemos que sí tiene 10 pistas es mucho! Jajajaja. Nos dijo que había que esperar que nevara y así y todo, los puestos que había libres para trabajar no eran muchos (serían 10 empleados en total para toda la montaña).

Así que contentos por haber conocido un nuevo lugar pero sin muchas esperanzas volvimos a Inverness a esperar y rezar para que nieve. Sorpresivamente la naturaleza nos regalo un día soleado!! Aprovechamos para hacer algunas fotos más!!
Después de esperar una semana y con el contacto de Dee Cooper (facilitado por el señor que recepcionaba el Hostel) empezamos a contactar con ella por trabajo en todo el Reino Unido…

Así fue como decidimos, el día 8 de Diciembre de 2009, despedirnos de este hermoso lugar y movernos a Edimburgo para estar más cerca de un aeropuerto en caso que surgiera algo y hubiera que volar a otro destino.

Aca el resto de las fotos…

GALERIA INVERNESS