El jueves 01, empezamos el mes de Marzo con mochila al hombro y subiéndonos a un bus, que nos llevaría desde la estación de Phuket Town hasta Krabi Town. El transporte que nos llevó fue un colectivo naranja perteneciente a la compañía “Imposiblesaberelnombre” jeje, en nuestro alfabeto creemos que seria algo así como “nciyrgfndbspiubk”. Jajaja! Lo importante es que nos subimos al bus a las 10.50am y llegamos a Krabi a las 14hs (145 bahts por persona).

Geográficamente, Krabi está situada a sólo 50km de Phuket Town en línea recta por mar, pero a 190km por tierra. Por esto y por la cantidad de paradas que se hacen en el camino, el trayecto acabó siendo de poco más de 3hs.

La estación de buses de Krabi se encuentra bastante retirada de la ciudad, unos 6km aproximadamente, por lo que nos tomamos un “songthawe” (20bahts p/p) y nos bajamos en el centro de la ciudad más precisamente en el “Vogue Shopping Centre”. A solo 4 cuadras se encontraba nuestro alojamiento.

Esta vez habíamos hecho los deberes y veníamos con previa reserva. Llegamos así a “Ban To Guesthouse” donde pagamos por una habitación doble mas cama extra con aire acondicionado y baño privado 600bahts por noche. Un hostel modesto pero muy limpio y donde nos recibieron con una sonrisa y muy buen sentido del humor. Info de contacto: “Ban To guesthouse” 22/12 Chaofa Road T Paknam, Krabi Town, Krabi, Thailand. Tel:006675612950 la reserva la hicimos a través de www.agoda.com desconocemos si tienen pagina propia.

La primera impresión de Krabi fue buenísima, un pueblo simple pero con encanto, situado junto al Río del mismo nombre donde descansa el puerto de Chaofa. Este puerto no tiene mucha actividad que digamos; desde aquí solo zarpan algunos botes que se dirigen a ciertas playas cercanas ya que los ferrys que van a Ko phi phi, o a Ko Lanta lo hacen desde el “Passanger Port” a unos 4km de allí. Debido a esto la ciudad poco a poco, pierde su carácter ya que los turistas prefieren alojarse directamente en las hermosas playas de los alrededores y muchos otros no encuentran razones para quedarse en Krabi ni siquiera de paso.
Al revés de todo, nosotros decidimos alojarnos allí y repetir el modus-operandi de Koh Samui y Phuket: “Si las playas no vienen a nosotros, nosotros vamos a las playas”! Y eso fue lo que hicimos! Dormir en el pueblo y tomar los transportes que nos llevaban a ellas (alrededor de 50bahts por trayecto). 
El 02-03-12, nos tomamos un songthaew hacia Ao Nang Beach, a 20km de la capital. (100 bahts iyv p/p). Nos llevó un poco mas de 50 minutos. Pero lo bueno se hace esperar, y esto valió la pena. Sabíamos lo que nos esperaba al llegar, o nos lo imaginábamos, ya que la geológia kárstica de la provincia de Krabi origina innumerables acantilados, picos y cuevas, muchos de los cuales pudimos apreciar en el camino a la bahía. Pero la realidad superó las expectativas.

AO NANG BEACH

La playa de curiosos tonos rosados, rodeada de formaciones rocosas que se internaban en el mar en busca de agua fresca y repleta de vegetación que le da ese indiscutible color a vida, nos daba la bienvenida a un pequeño poblado medianamente explotado, pero para nada arruinado por el paso del hombre ni por la llegada de los turistas.

Una belleza en toda regla! Pasamos el día allí haciendo lo que todos se deben imaginar! Jajaja hace falta repetirlo?? Creemos que no… las fotos hablan por sí solas. Sobre las 15.30hs una enorme nube negra cubrió la costa y en un abrir y cerrar de ojos, comenzó a llover de manera exagerada, por lo que tuvimos que regresar! Esa húmeda noche nos fuimos a dormir pronto porque nos esperaba una jornada intensa al día siguiente.
 El sábado 03-03-12 el despertador sonó a las 7.20hs. Para las 8hs estábamos en recepción los tres con mallas (bañadores) puestas, los pareos en la mochila, la crema para el sol y la cámara de agua, listos para salir de excursión.
Contratamos con la Guesthouse, un paseo en Bote de cola larga (Longtail boat) donde nos llevarían a visitar 3 islas paradisíacas del mar de Andaman y una playa de la costa de Krabi. El precio para la excursión de 8hs fue de 450bahts por persona e incluía: todos los traslados desde y hacia el hotel, el bote, un guía de habla inglesa, almuerzo, agua, fruta fresca, equipo de snorkel, tasas y botiquín de primeros auxilios. La empresa con la que lo hicimos se llama Green Planet y ofrecen varios tipos de paseos. Info de contacto: 31/2 Moo2. Aonang Muang, Krabi tel: 0066075637488. 
El vehículo que nos pasó a buscar llegó mas tarde de lo previsto a las 8.40hs, por lo que creímos que no estaríamos a tiempo, ya que el bote zarpaba a las 9hs. Pero una vez en la ruta nos percatamos de que nuestro conductor tenía un gran complejo de “Schumacher” y no sólo llegamos a embarcar a horario sino que nos sobró tiempo y todo!! Al menos el “Schumacher-ito” (debido a su tamaño) manejaba bien y nos dejó sanos y salvos!!!
Una vez el guía “de habla inglesa” contó 22 personas en el bote, ya estábamos listos para abandonar la playa de Ao Nang. A 15 minutos de viaje hicimos una parada técnica en la playa de Railay porque dos turistas mas se sumaban a la aventura… ya éramos 24!!Llegamos a la primer parada de la travesía: “Tup Island”. Si esto no era el paraíso, es que estábamos a la vuelta de la esquina!! El mar estaba separado por ese islote de arena blanca que une tres islas dando vida a un paisaje inigualable. El agua, completamente transparente, se salpica de tonos diversos originados por los corales que duermen en el fondo del mar creando tonos verdes y turquesas únicos. Y si a esto le sumamos el montón de pececitos que se acercan a juguetear a la orilla con los turistas… hay Bingo en la sala! Un lugar que no tiene desperdicio alguno y que merece la pena visitar.
 Volvimos al bote y nos acercamos a una de las islas lindantes con la anterior: “Chicken Island”, su nombre se debe a la forma “agallinada” de la isla!!! En esta parada no bajaríamos a la arena sino que nos desplazaríamos por el mar!! Si, si, llegó la hora de hacer deporte! Nos pusimos las antiparras, el tubo y metimos la cabeza bajo el agua en busca de vida marina. Un mundo nuevo y diferente se abrió paso ante nuestros “terrestres ojos”. Vimos peces de diferentes colores, tamaños y formas…. Vimos conchas de mar, estrellas, esponjas y diversas plantas! Todo en vivo y en directo! Nos sentíamos tres niños en busca de “Nemo”… lástima que no lo encontramos, pero si vimos a algunos de sus amigos!!! Hicimos snorkel durante unos 40 minutos mas o menos y nos fuimos a la próxima isla.
 
Krabi1
Sobre las 12.30hs estábamos llegando a “Poda Island”, otra vez creíamos estar en el paraíso. Allí almorzamos y recostamos nuestros cuerpos en la fina y blanca arena! Pero duró poco, el sol era intenso y nos fuimos al agua; luego de ver algunos peces volvimos en busca del equipo pertinente y seguimos investigando “el fondo oceánico”!! El tiempo se pasó volando, o mejor dicho, nadando!!, y ya era la hora de partir rumbo al último destino del día.
 Al cabo de 15 minutos de navegación llegamos a Phranang Beach, votada por muchos como una de las mejores playas del mundo. Creemos que se debe a las rocas de piedra caliza que se incrustan en el mar, dando paso a la creación de cuevas y acantilados que muchos se atreven a escalar. Aunque encontramos allí más turistas que en las otras, la playa nos atrajo muchísimo! Nos quedamos tomando sol hasta que se hizo la hora de volver. 
Sobre las 17hs estábamos de regreso en el hotel felices de la experiencia vivida. Ya podíamos irnos de Krabi sabiendo que nos llevábamos en la cámara y en el recuerdo lo mejor de este sitio…. Abandonaríamos la ciudad al día siguiente convencidos de que ésta fue la perla del sur de Tailandia!!!
No te pierdas la galería de fotos completa!!
GALERIA KRABI