Para salir de Ubud el 18-04-12, no nos quedó otra opción que contratar el servicio de un transporte privado. Pagamos 50.000Rp (6USD) por persona para llevarnos hasta Kuta (Bali). Esta vez compartíamos viaje con tres personas más y el ticket se lo compramos al encargado del alojamiento Gandra, el mismo donde pasamos nuestra primer noche en el pueblo, pero eso sí, no le pagamos nada por adelantado hasta no estar seguros del horario y del tipo de transporte.

Salimos de Ubud a las 9hs y para las 10.50am estábamos bajándonos en el centro de Kuta. Esta ciudad, ubicada al sur de la isla de Bali, es sin duda el punto turístico por excelencia de Indonesia. Teníamos el dato de un hostel que
nos habían recomendado asique decidimos ir hasta allí. La cosa fue que no tenían habitación para tres y las dobles eran caras a nuestro criterio. Asique bajo el sol abrasador del mediodía salimos en busca de otro sitio donde pasar las últimas tres noches del viaje. Pasaban los minutos y no encontrábamos nada, por lo que decidimos separarnos.

Javi quedó a cargo de las mochilas y Lau y Vicky salieron en busca de un hostel. En uno de los callejones principales lindantes con la playa, llamado Popies I, encontramos el que sería nuestro último hospedaje en Indonesia y en el sudeste asiático. El elegido fue “Ayu Beach Hotel”, donde por una habitación triple con ventilador, baño privado, wi-fi, desayuno y piscina pagamos sólo 220.000RP (23USD) por noche! Una ganga! La ubicación genial, muy cerquita de la playa y de las tiendas. Pero eso sí, los mosquitos nos comieron cada noche y no hubo repelente, ni espiral que los ahuyentara! Ese mismo día aprovechamos la tarde en la piscina y al anochecer salimos a caminar por la ciudad.

El jueves 19-04-12 fuimos a la playa por la mañana y nos quedamos en la pileta por la tarde. Sisi! Nosotros también compartimos su pensamiento: que vagos! Pero realmente estábamos ya muy cansados de todo el viaje y necesitábamos hacer nada los últimos días y más en Kuta, donde no hay mucho mas para hacer… bueno, no para nosotros porque no tomamos ni clases de surf ni salimos de fiesta por la noche!! 

El viernes 20-04-12, era nuestro último día de Huge Travel. La jornada arrancó temprano para disfrutar al máximo de la pileta y cerca del mediodía nos fuimos a caminar. Parece que en todo el viaje no aprendimos nada!! Al menos en lo que a las horas de caminata respecta!! hasta el último día elegimos el horario menos propicio para exponernos al sol y caminar por las calles de la ciudad donde el calor se hace aun mas intenso! Pero bueno así somos nosotros. Llegamos por la calle principal hasta el monumento a las víctimas del atentado al café que, en 2002, se cobró muchas vidas, la mayoría eran turistas. 

La ciudad nos gustó mucho mas de lo que imaginamos. A pesar de las grande tiendas, las muchas discos, los bares en proliferación y los cientos de puestitos en la calle, encontramos Kuta Bali un sitio con encanto. Sisi! A pesar de que aquí se acentúa aun mas esa característica típica Indonesia de insistir hasta el agotamiento. Cada puesto pegado al otro tiene un vendedor en la puerta, ahora imagínense que en una cuadra (100metros) hay mas de 60 puestos y en 10 minutos, lo que tardás en llegar a la playa, todos y cada uno de los vendedores te intentan vender algo, llegarían al mismo nivel de hartamiento que nosotros y a la necesidad, en muchas ocasiones, de salir gritando (sentimiento reprimido por educación). Esta actitud de la gente es la que le da a todos los sitios, especialmente a Kuta, muchos puntos negativos. Asi y todo seguimos pensando que el lugar nos gustó. La playa nos recordó mucho a las de mardel, sobre todo por la fuerza con la que las olas del mar rompen en la orilla y ese ambiente inconfundible a surf!!

El sábado 21-04-12 a las 06.30am un taxi particular nos llevó al aeropuerto de Denpasar, ubicado a 30 minutos al sur de Kuta. Allí el vuelo de Air Asia nos llevaría a Singapur para tomar el vuelo de regreso a Auckalnd a las 21hs.
Así le decimos adiós a Asia, una vez mas en nuestras vidas, tenemos la posibilidad de seguir atesorando anécdotas, aprendiendo de nuestros errores e intentando imitar esas cosas buenas que vemos en los otros. Una vez más volvemos a vaciar la mochila de cosas materiales y a llenarla de vivencias que nos marcarán de por vida…Y una vez más nos vemos en la necesidad de agradecerles a todos los familiares y amigos que estuvieron y están siempre acompañando nuestras aventuras y locuras.

Gracias a esas personas “desconocidas” que se cruzaron en nuestro camino y que marcaron la diferencia, Gracias a Dios por cada día regalado y Gracias a la vida que nos ha dado tanto!!! Hasta la próxima, Hasta Siempre… el Huge Team… Lau, Javi y Vicky

 

Visita la galería para ver todas las fotos!

GALERIA BALI