El Sábado 14 de Diciembre amanecimos en Málaga, donde visitábamos la ciudad y varios amigos que no veíamos hace tiempo. En medio de la visita hicimos una escapada a Marbella para hacer un poco de turismo y para reencontrarnos con Paula, una amiga de Lau.

Salimos con coche «prestado» por la autovía MA-20 y continuando por  AP7 (Peaje €4,20) en un espectacular día soleado aunque terriblemente ventoso.

Un trayecto de unos 50 min nos llevo hasta el final de la Avenida Julio Iglesias donde se encuentra una de las entradas del puerto. Buscamos aparcamiento por la zona y al bajar notamos que milagrosamente el fuerte viento había cesado. Y no solo eso! Sino que hacia calor y todo!!

El Puerto «José Banús» (más conocido como Puerto Banús) esta ubicado a tan solo 6 km de la ciudad de Marbella, en la urbanización Nueva Andalucía. Este lujoso y prestigioso puerto deportivo, reconocido a nivel mundial, se inauguro en Mayo de 1907 y fue en 1975 que obtuvo la Medalla de Oro al Mérito Turístico.

Fue poner un pie en el puerto y darnos cuenta del lujo del que todos hablan. Esta completamente rodeado de yates, tiendas de lujo, coches de alta gama y carismas viviendas. Dimos un interesante paseo por Calle Ribera donde ademas habían armado un mercadillo navideño.

Bajo un intenso calor llegamos al final del puerto donde nos recibió una inmensa playa: La «Playa de Puerto Banús». Situada entre el puerto y el Río Verde es, según leímos, unas de las mejores playas de Marbella gracias a la calidad de sus servicios y a la gran variedad de ofertas de ocio y restauración.Alejándonos de la costa pero muy cerquita del puerto se encuentra el Hard Rock Cafe donde «tuvimos» que hacer una parada para comprar el pin para nuestra colección.Cumplimos la primera parte del plan. Ahora tocaba regresar unos pocos kilómetros para encontrarnos con Pau, una vieja amiga de Lau. Aprovechando la cercanía, y la buena temperatura, bajamos hasta la playa para tomar algo. La playa donde se encontraba el chiringo era la extensa «Playa Casablanca». Extensa también fue la charla para ponernos al día con las ultimas noticias!!!jejejeUn buen rato mas tarde nos despedimos de Pau, compramos algo para picar en el super y recorrimos los kilómetros restantes hasta llegar a la ciudad de Marbella. Situada a orillas del Mediterráneo y con un clima privilegiado, es una de las ciudades turísticas más importantes, no solo de la Costa del Sol, sino también del país.Metimos el coche en un parking y comenzamos el paseo por el Casco Antiguo de la ciudad, el cual guarda una gran cantidad de históricos llenos de historia gracias a las culturas que han pasado por aquí.

En pleno centro histórico de Marbella se encuentra la «Muralla del Castillo», la cual se remonta al siglo XI durante el reinado de los Califas en la época árabe. Gracias a su buen estado de conservación fuer declara «Bien de Interés Cultural».  Rodeamos la muralla y nos adentramos en el magnifico y pintoresco Casco Antiguo de la ciudad. Callecitas empedradas, casitas blancas y macetas con flores acompañan a una gran cantidad de tienditas, bares y restaurantes.Uno de los rincones mas llamativos del casco antiguo es, sin dudas, la «Plaza de los Naranjos». Este espacio fue abierto 1485 y es el corazón de la ciudad. Cuenta con una fuente rodeada de naranjos en su centro y custodiada por las típicas casa blancas y tres edificios históricos: la Casa Consistorial, la Casa del Corregidor y la Ermita de Santiago. La Casa Consistorial que comentamos, es el edificio que alberga al Ayuntamiento de Marbella. Fue construida en 1569 de estilo renacentista aunque ha sufrido numerosas (y polémicas) restauraciones. Dejamos atrás la famosa plaza y los callejones nos llevaron hasta la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación. Ubicada en la Plaza de la Iglesia se comenzó a construir en 1618 sobre (o al menos eso se cree) sobre una antigua mezquita.Abandonando el casco histórico y cruzando la avenida principal nos esperaba el «Parque de la Alameda», el pulmón de Marbella. Un bienvenido oasis verde en medio de la ciudad. Desde el Parque de la Alameda, y conectándolo con el Paseo Marítimo, parte la Avenida del Mar. Una tranquila peatonal/museo al aire libre que ofrece 10 esculturas de Salvador Dalí, ademas de bares y cafeterías donde disfrutar del entorno.La avenida estaba muy tranquila, casi como durmiendo una siesta… Claro, porque estaba literalmente TODO EL MUNDO en el Paseo Marítimo!!!!! jajajajaja No se podía ni andar de la gente que había!!!

Este concurridísimo Pase Marítimo destaca por su longitud y por el gran abanico de ofertas de ocio y restauración que ofrece. Hay infinidad de hoteles, restaurantes, bares, tiendas y todo lo que te puedas imaginar. Pero eso si, todo esto acompañado de una inmensa playa!Nosotros, un tanto agobiados por tanta gente, caminamos unas cuantas calles antes de pegar la vuelta. Nos acercamos al parking y, sobre las 16 hs, emprendimos regreso hacia Málaga… El día aun no había acabado.

Aca el resto de las fotos!

GALERIA MARBELLA