Luego de pasar todo el verano en Palma y antes de irnos por segunda vez a Steamboat Springs, decidimos el día 9 de Noviembre de 2008 ir a Tarragona a visitar a nuestra ahijada Martina y de paso a conocer un nuevo lugar.

Tarragona es una ciudad del sur de Cataluña, España. Es la capital de la provincia de Tarragona y se encuentra a la orilla del Mediterráneo en la Costa Dorada con playas de aguas cálidas. Por la rica historia que tiene, que se remonta a la antigua Tarraco Romana, el “Conjunto arqueológico de Tarraco” ha hecho que Tarragona sea considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

 

El día 10/11 nos encontramos con Mireia y el “Pollo” (amigos que habíamos dejado en nuestro paso por Barcelona) que se hicieron una escapada para vernos y pasear juntos por Tarragona. Así que sin dar más vueltas comenzamos la visita dando un paseo por la “Rambla Nova”, un lindo sitio para pasear tranquilamente mientras se llega al mirador del Balcón del Mediterráneo.El “Balcó del Mediterrani” es un acantilado de 23 metros de desnivel situado en el extremo de la rambla ya casi tocando al mar. Desde este lugar pudimos disfrutar de unas magníficas vistas, obviamente, del mar Mediterráneo.Luego caminamos hasta “El circo Romano” (web oficial). Esta increíble edificación esta ubicada justo donde comienza la Rambla Vella y el precio de la entrada es de solo 3 euros. Dicen que el circo esta entre los mejores conservados de Occidente, a pesar de que la mayor parte de su estructura sigue oculta bajo viejos edificios.

Este inmenso circo que mide 325 metros de largo y hasta 115 de ancho fue construido a finales del siglo I. Actualmente solo se puede visitar un extremo del circo donde pudimos ver la fachada monumental y las gradas. Una vez dentro llaman mucho la atención unas bóvedas y unos túneles subterráneos.Luego de un rico almuerzo, el paseo siguió por el Anfiteatro Romano construido en el Siglo II, tenía un aforo de 15000 personas y esta situado casi a las orillas del mar. El anfiteatro abre sus puertas a las 9 am y la entrada es de solo 3€, por lo cual es muy recomendable.

Además de las interminables gradas, pudimos también ver las galerías subterráneas en la que se guardaran muchas historias. Cuentan que aquí se vivieron luchas de gladiadores y fieras, la cercanía a la playa hacía que éstas se pudieran descargar y llevar al anfiteatro más fácilmente.El día 11 el sol brillaba a pleno y la temperatura daba para respirar un poco de aire puro en la playa, así que nos fuimos con Luis, Yana y Marti. No fuimos lo suficientemente valientes para meternos al agua, pero con solo sentarnos en la arena y escuchar el mar ya valió la pena la visita.Se nos acabó el tiempo, la fecha del vuelo se acercaba y aún quedaban cosas por organizar. Cena despedida y un “hasta luego” dieron por finalizada la visita. Un nuevo viaje, corto pero productivo… como cada viaje!

Aca el resto de las fotos…

GALERIA TARRAGONA